*
estás leyendo...
OPINIÓN

OPINIÓN: ¿Alguien imagina a Roca ocultándose?, por Ariel Corbat (Prensa, 09-06-19)

Atentado-contra-Julio-A.-Roca

El año pasado el presidente Mauricio Macri se vio impedido de asistir al acto del Día de la Bandera en Rosario, por una razón bochornosa: su seguridad no pudo ser garantizada.

Este año ya anunció Rogelio Frigerlo, Ministro dei Interior, que el Presidente concurrirá el 20 de junio a Rosario para encabezar el acto, un gesto absolutamente necesario para revertir el papelón y la pésima imagen de aquella vergonzosa retirada.

Será sano para la República que el Presidente Macri, en el último año de su mandato -un año electoral por definición-, anteponga su deber protocolar a la especulación política y afirme en Rosario la autoridad constituida. Pues debe considerarse inadmisible que no se pueda garantizarla seguridad del Presidente para la realización de un acto tradicional de contenido patriótico.

Todo un año han tenido la AFI, el Ministerio de Seguridad de La Nación y La Provincia de Santa Fe, para que aquel bochorno no se repita y haciendo su trabajo –nada más que eso-, lograr que la institucionalidad prime por encima del distinto color político y el contexto electoral. O sea, lo que se lleva con la idea de la normalidad.

Quede claro que no corresponde hablar de una situación de hecho en la que se encuentre garantizado el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional, que es el significado de seguridad Interior, si el Presidente y Comandante en Jefe de las FF.AA. se retrae de homenajear a la Bandera intimidado por la posible acción de izquierdistas que tanto aborrecen nuestros símbolos patrios como al estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional.

Más allá que esa izquierda en cualquiera de sus disfraces no es democrática, no se debe tolerar que nadie recurra a la violencia y la intimidación como modo de hacer política, por lo que corresponde asumir que el deber ser, además de palabras, necesita también de palos en las calles siempre que la barbarie pretenda ganarlas con miedo.

No fue la seguridad de los argentinos lo que se garantizó escondiendo al Presidente de los que amenazaban con provocar disturbios, sino el pronunciado daño institucional y la degradación cultural del país.

El presidente Julio Argentino Roca, un patriota que engrandeció a la Nación Argentina, el 10 de Mayo de 1886 recibió un piedrazo en la frente cuando iba al Congreso a inaugurar el período de sesiones, cosa que igualmente hizo.

¿Alguien se imagina ai Presidente Roca escondiéndose de un montón de inútiles que fueran a chiflarlo y romper cosas? Ahí tiene el ejemplo que debe Intentar emular este 20 de Junio el Presidente Macri. ¿Podrá?

¿Alguien imagina a Roca ocultándose?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Próximas actividades:

7 de Octubre: a las 13 hs, en el tradicional encuentro semanal del Rotary Club Aires, disertará vía zoom, especialmente invitado, el Grl Raúl J Romero sobre el tema “1880-2020: A 140 años del primer gobierno del Grl Roca”. La misma será exclusivamente para socios de la Institución.

9 de Octubre: a las 19 hs, organizado por la Delegación Bariloche del Instituto Roca, el Historiador Eduardo Lazzari, dará una conferencia, vía Google Meet ,acerca de “Roca y la integración de la Patagonia al Estado Nacional”. El ingreso será libre a través de Google Meet  meet.google.com/dtg-gpvj-pmp

 

 

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: