*
estás leyendo...
OPINIÓN

OPINIÓN: Roca y su aporte a la cultura científica, Por Lucas Calzoni (24/07/2018)

La generación del ochenta liderada por Roca propuso una nueva “cultura política”  impregnada de los valores positivistas y modernizadores. El modelo de liberalismo que proponía el roquismo no era del tipo idealista sino fuertemente pragmático, adaptando las ideas, a la realidad del país. La educación fue un elemento clave para la difusión de los valores liberales y científicos-positivistas, convirtiéndose en el principal instrumento y vehículo para “educar al soberano” (lograr la plena alfabetización de la población). Siguiendo los preceptos alberdianos, se buscó instaurar la tan soñada “república verdadera”, intentando combinar los principios de Orden y Progreso, a través del respeto a la normas de la Constitución y de la igualdad de oportunidades. Es cierto, que hubo privilegios, corrupción y enemistades, pero estos males no alcanzaron a oscurecer la gran obra que nos legaron, imperfecta tal vez, pero gloriosa y duradera.

Roca fue a la vez un hombre de su época (no se pueden separar al hombre y sus circunstancias como diría Ortega y Gasset) y un visionario estadista, de ideas adelantadas a muchos de sus contemporáneos. Sin ser un intelectual, era un hombre culto y versado en los clásicos y un ferviente lector de Plutarco y sus célebres “Vidas Paralelas”. Con gran talento y habilidad, supo aplicar a la vida política sus lecturas favoritas de temas diversos: militares, biográficas, literarias y geográficas.  Tenía un gran respeto por los sabios y las distintas disciplinas científicas, buscando el apoyo de los intelectuales, y en su rol de “mecenas”, siempre intentó “cooptar” a su favor, a la mayor cantidad de científicos y letrados.

Bajo el lema optimista de “Gobernar es Poblar”, se le abrieron las puertas a millones de inmigrantes, que luego se integrarían, llegando  a formar parte de esta cultura científica, siendo muchos de origen italiano, francés, alemán, etc. Con sólo ver los apellidos de Florentino Ameghino, Giuseppe Ingegnieri (castellanizado luego como José Ingenieros), Carlos Thays, o Eduardo Holmberg, entre otros, nos damos cuenta de la celeridad de este proceso de integración de los inmigrantes al país, y más precisamente al  mundo de las ciencias y las artes. A la manera de la Atenas de Pericles, la Roma de Augusto o la ciudad de Florencia en tiempos de Lorenzo el Magnífico, Roca desempeño el papel de generoso mecenas de una corte de intelectuales-científicos y literatos. El país se estaba  transformando, y por primer vez el talento y el esfuerzo eran premiados y aplaudidos, y los hombres y mujeres de ciencias obtenían el reconocimiento de los todos los ciudadanos. Bajo un proyecto político que promocionaba estos valores, todas las ciencias prosperaron al ritmo del Progreso.

Muchas ramas de las ciencias dieron sus primeros pasos durante este período: la paleontología de la mano de los hermanos Florentino y Carlos Ameghino, la creación de los primeros parques nacionales fue idea de Francisco P. Moreno, como así también, sus imprescindibles aportes a la geografía y la geología de nuestro país, el estudio de la zoología de la mano de Clemente Onelli, la sociología y la criminología  de José ingenieros, la psiquiatría y la medicina de José M. Ramos Mejía, etc. Es cierto, que algunas de sus ideas hoy puedan parecernos algo lejanas en el tiempo pero su aporte al desarrollo inicial de las ciencias es indiscutible.

La  erudita cultura parlamentaria de los notables, daba estabilidad al sistema y la política del “acuerdo” garantizaba la cooperación de todos los miembros de la elite gobernante. El Orden se convertía así en un imperativo categórico para alcanzar la modernización del país,  donde las ciencias y la educación era instrumentos al servicio del objetivo de promover el crecimiento y desarrollo de nuestro país. Es cierto que el error más grande fue darle la espalda a las masas, que luego obtendrían su voz y representación en movimientos populares posteriores como el radicalismo yrigoyenista y el peronismo, pero el objetivo era acertado y ampliamente criterioso. Es por ello, que debemos reconocer que la generación del 80 fue la primera generación dirigente que supo ver con luminosa claridad los verdaderos intereses nacionales.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Próximas actividades:

7 de Octubre: a las 13 hs, en el tradicional encuentro semanal del Rotary Club Aires, disertará vía zoom, especialmente invitado, el Grl Raúl J Romero sobre el tema “1880-2020: A 140 años del primer gobierno del Grl Roca”. La misma será exclusivamente para socios de la Institución.

9 de Octubre: a las 19 hs, organizado por la Delegación Bariloche del Instituto Roca, el Historiador Eduardo Lazzari, dará una conferencia, vía Google Meet ,acerca de “Roca y la integración de la Patagonia al Estado Nacional”. El ingreso será libre a través de Google Meet  meet.google.com/dtg-gpvj-pmp

 

 

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: