*
estás leyendo...
OPINIÓN

OPINIÓN: La figura de Roca a través de las distintas corrientes historiográficas, por Lucas Calzoni /15/3/2017)

Julio Argentina Roca se ha convertido en los últimos años en una figura polémica de la historia argentina. En nuestro país, la historia ha sido una herramienta más al servicio del poder de turno y la propaganda política, los “relatos maniqueos” de héroes y villanos han prevalecidos sobre la verdad histórica y la rigurosa documentación de los hechos.

Roca por su condición de militar y estadista, recibió los más variados elogios y las más encendidas críticas a través del tiempo. Para algunos representó un símbolo de una Argentina pujante y moderna y para otros su figura  encarnó a un régimen de carácter oligárquico y elitista, contrario a la verdadera democracia.

Lo que no se puede negar es su papel  clave en el desarrollo del Estado Nacional. Ésta es una verdad que nadie puede negar u ocultar, lo que lo  transformó en un personaje largamente estudiado (aunque muchas veces en forma superficial) por las distintas corrientes historiográficas. Historiadores de izquierda como el intelectual cordobés Alfredo Terzaga rescatan su rol de militar al servicio de la causa federal,  su origen provinciano y su aporte en el aplastamiento de la revuelta porteña de Tejedor y la federalización de la ciudad  y el puerto de Buenos Aires. Otros célebres intelectuales de la  izquierda nacional como el pensador rebelde Milciades Peña ven en él al continuador del proyecto extranjerizante oligárquico-liberal iniciado por Mitre, que difiere de la posición del reconocido historiador  Jorge Abelardo Ramos que ve en Roca a un caudillo liberal y nacional al mismo tiempo, que incorpora al país al mercado internacional, que lucha contra la oligarquía porteña (a veces también negocia con ella)  y que gracias a su exitosa campaña militar de incorporación de la Patagonia al territorio nacional, termina con el sufrimiento del gaucho ( magistralmente descripto en el “Martin Fierro” de José Hernández ) que sirve en los puestos de frontera y acaba con el peligro constante de los temibles malones que azotaban aquellas tierras. Hoy en día las corrientes historiográficas de izquierda y también nacionalistas-revisionistas han seguido una línea similar en cuanto a crear en gran medida una “leyenda negra” que oscurece todos los aciertos y magnifica los errores del general Roca. Este relato cuasi cinematográfico de Roca como un militar  genocida y asesino sólo sirve para alimentar una visión maniquea y falsa de la historia argentina. Unos de los primeros historiadores en notar la dañina polarización de la historia  nacional fue el historiador  Félix Luna, quien a pesar de pertenecer a la tradición radical escribió un magnífico libro biográfico sobre Roca que busca comprender el perfil psicológico del personaje y la época que le tocó vivir.

Hoy en día está de moda, convertir a Roca en un “chivo expiatorio” de los males argentinos que hay que purgar. Pero la realidad es que Roca fue admirado y respetado  en vida  por muchos de sus contemporáneos, personajes de gran relevancia como Alfredo Palacios (el primer diputado socialista electo de América gracias a la reforma electoral  de  representación uninominal por circunscripción de 1903)  y el médico y político Juan B. Justo, dos de los más importantes dirigentes del Partido Socialista lo respetaban, el político y revolucionario radical Hipólito Yrigoyen,   uno de sus más  encarnizados  adversarios y furiosos críticos también lo respeto su manera. Bartolomé Mitre a pesar de su relación de amigo-enemigo en diversas épocas, reconocía su habilidad y manejo de la política.  Su talento innato  para negociar y armar y desarmar alianzas e intrigas , unidas a una gran capacidad de decisión y manipulación de los hechos y factores a su favor, le valieron el mote popular de “zorro” como quien sortea las trampas sin caer en ninguna. Su influencia y hegemonía por más de treinta años de la política argentina le convirtieron en uno de los hombres más influyentes de nuestra historia,  a la par de otras grandes figuras  políticas como Yrigoyen y Perón.

La dimensión de estadista de Roca es hoy largamente olvidada por muchos historiadores que prefieren el panfleto político a un análisis exhaustivo de los hechos históricos. Algunos  pocos historiadores como el militar Juan Carlos Coria  proponen rescatar del olvido la increíble  gesta de este soldado que llegó a Presidente,  buscando integrar grandes territorios al país y  ampliando la soberanía nacional hasta los actuales confines. En una época en que el territorio hacia al poder del Estado, Roca con gran visión de futuro apostó por una política expansionista sobre lugares que parecían inhóspitos como la región patagónica o incluso la Antártida, pero que a semejanza de lo que hizo EE.UU con la compra de Alaska, su intuición y olfato estaban acertados a la hora de apostar por aquellas decisiones que en aquel momentos para muchos de sus contemporáneos parecían quijotescas.

No es casualidad que su rol principal  en la construcción del Estado argentino moderno, sea vista por algunas corrientes como negativa como los pensadores anarquistas entre ellos, el intelectual  Osvaldo Bayer y la nueva izquierda que lo ven como un símbolo de la represión del poder estatal. Su interés radica  en fomentar una “batalla cultural” para eliminar los elementos simbólicos de un país radicalmente distinto, que ellos aborrecen. Otro pensador destacado como David Viñas también vió en Roca a un antecesor trágico de la violencia política  argentina, como si la historia fuera un “eterno retorno” de lo mismo y no una sucesión lineal de hechos. Se hace especial hincapié en su supuesto papel de sangriento militar genocida y todas sus facetas de estadista son negadas por estas últimas vertientes ideológicas.

Pocos recuerdan su importancia en el fomento y desarrollo de la educación pública por medio de la sanción de la “ley 1420” de educación común, gratuita y obligatoria, que permitió a muchos hijos de inmigrantes incorporarse activamente a nuestro país. También se interesó por la “cuestión social”, que muchos callan u omiten intencionadamente, ya que asignó al ingeniero catalán Juan Vialet Massé un informe sobre “el estado de la clase obrera argentina” y por medio de uno de los brillantes ministros de su segunda presidencia,  el  joven  abogado riojano  Joaquín V. González, le encargó la tarea de redactar un avanzado “proyecto de Código del Trabajo” que incluso hoy en día asombra por su modernidad en materia de legislación laboral. Tampoco se recuerda su aporte a la integración del país al mercado internacional y el  rápido desarrollo económico que permitió a la Argentina dejar  de ser un país pobre y atrasado con una economía estancada  para transformase en pocos años en un país  avanzado y respetado en el concierto internacional de Naciones. También hizo su aporte en materia de política exterior por medio de la llamada “diplomacia presidencial”, estableció importantes acuerdos de límites con Chile y acordó alianzas estratégicas de largo plazo con el Brasil como el llamado “triángulo ABC”.

Finalmente debemos considerar que las distintas interpretaciones históricas son todas respetables en tanto busquen la verdad de los hechos y no inventar novelas literarias que si bien pueden ser convincentes o atractivas a los lectores lo único que hacen es alejarnos de la realidad histórica.  Como bien proponía Juan Bautista Alberdi, los argentinos  debemos cambiar las fábulas por la ciencia histórica, es decir, escribir una “historia verdadera”  o por lo menos intentar aproximarse a  ella con honestidad intelectual,  buscando investigar  “las leyes, las fuerzas y los intereses” que residen en ella mostrando a los personajes históricos  como seres de carne y hueso con virtudes y defectos. Debemos dejar de lado la vanidad y los egoísmos partidarios para construir una historia que busque la integración y la unidad nacional y no una polarización artificial e ideológica  de la historia basada en mitos y falacias, más  propias de la propaganda politica.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Actos de homenaje a roca en el 104 aniversario de su fallecimiento.

ROCA A TRAVÉS DE LAS MARCHAS MILITARES. Lugar: Círculo Militar, Santa Fe 750. Fecha 18 de setiembre. Hora:18.30. Ejecución: Banda del Colegio Militar de la Nación y Coro del Círculo Militar.

CONFERENCIA SOBRE EL 120 ANIVERSARIO DE LA SEGUNDA PRESIDENCIA DE ROCA. Lugar: Legislatura Porteña, Salón Montevideo, Perú 160. Fecha: 9 de octubre. Hora: 18.00. Expositor: Dr. Rosendo Fraga y Lucas Calzoni.

CONFERENCIA SOBRE ROCA EN EL ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. Lugar: Archivo General de la Nación, Leandro N. Alem 246. Fecha; 17 de octubre. Hora: 17.00 Expositores: Dr. Rosendo Fraga y Nicolás Pasaman.

OFRENDA FLORAL E HIMNO NACIONAL FRENTE AL MONUMENTO A ROCA. Lugar: monumento a Roca en Diagonal Sur y Defensa. Fecha: 19 de octubre. Hora: 07.30.

HOMENAJE A ROCA FRENTE A SU TUMBA EN LA RECOLETA. Lugar Bóveda de la familia Roca en el Cementerio de la Recoleta. Fecha 19 de octubre. Hora: 11.00. Orador: Ricardo Balestra.

CONFERENCIA SOBRE ROCA EN SU ANIVERSARIO. Lugar: Museo Roca, Vicente López 2220. Hora 19.00.  Fecha 19 de octubre. Orador: Ministro de Educación, Ciencia y Cultura, Eduardo Finochiaro

ROCA A 120 AÑOS DE LA PRESIDENCIA REFORMISTA. Lugar: Jockey Club, Cerrito 1446. Fecha: 24 de octubre. Hora: 19.00. Expositor: Dr. Rosendo Fraga.

ROCA A TRAVÉS DE LAS MARCHAS MILITARES. Lugar: Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, Anexo de la Cámara de Senadores, calle 7 esquina 49. Fecha: 26 de octubre. Hora 19.00. Ejecuta: Banda Paso de los Andes y Coro del Regimiento 7 de Infantería Mecanizado “Coronel Conde”.

FECHAS A DETERMINAR:

COLOCACIÓN DE OFRENDA FLORAL EN EL MONUMENTO A LA CAMPAÑA DEL DESIERTO. Organización: Comando de la Brigada de Infantería de Montaña VI y filial Neuquén del Instituto Roca.  Lugar: dicho monumento en Choele-Choel, Neuquén.

ACTO A ROCA EN LA ESCUELA QUE LLEVA SU NOMBRE. Lugar: Escuela Presidente Roca, Libertad (CABA).

ACTO A ROCA. Lugar: salón Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación.

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: