*
estás leyendo...
LIBROS

LIBROS: Roca y las candidaturas del 80 (Fernando M. Madero, 2007)

MADERO, Fernando M.: Roca y las candidaturas del 80. Colección Historia y Cultura Nº 14, Buenos Aires, 2007

Prólogo

La idea de publicar este libro surge de un doble propósito. Por un lado, poner a disposición de historiadores e interesados en la historia argentina un trabajo muy valioso sobre un momento muy particular de la vida del general Julio A. Roca, como lo fue el proceso de su primera candidatura presidencial. Por otro, recordar a su autor, el historiador Fernando Madero, al cumplirse 20 años de su desaparición.

Este texto no es inédito. Integra el volumen Entre la Genealogía y la Historia, editado al poco tiempo de su muerte. Está compuesto por un conjunto de artículos y trabajos, entre los cuales quizás pasó un poco desapercibido el de este libro, que en mi opinión tiene gran valor historiográfico.

En él aparece en su plenitud el Madero historiador que hurga archivos, consulta y transcribe cartas, y trabaja con el material virgen para el investigador.

Relata con profundidad y amenidad el proceso que lleva a Roca por primera vez a la Presidencia en 1880. Pone de manifiesto su singular sagacidad política, ya que, como se relata, su llegada al poder no era algo inevitable ni mucho menos, como a veces una mirada simple del proceso histórico parece mostrar. Por el contrario, fue una tarea azarosa y por momentos a punto de fracasar, pero finalmente una hábil utilización de las circunstancias permitió al “zorro” -como lo apodaban- llegar a la Presidencia.

Madero era un gran admirador de Roca y pienso que en momentos en los cuales injustamente se lo trata de presentar como una de las figuras más negativas de nuestra historia, situación que hubiera mitificado a nuestro autor, él hubiera participado en encendidas polémicas en su defensa.

Por esta razón, publicar este libro es también cumplir con un supuesto deseo de nuestro recordado amigo e historiador, quien seguramente hubiera realizado esfuerzos para hacer justicia a la figura de Roca.

Norberto Padilla alguna vez mencionó como una de las notas características de Fernando “su Roca siempre inconcluso”. La lectura de este trabajo permite conjeturar que su biografía sobre el prócer hubiera sido una obra histórica sin precedentes sobre su figura.

Con mi amigo Fernando Madero (h), intentamos reconstruir entre los papeles de su padre, algún otro texto sobre Roca que pudiera incluirse en esta edición. La escritura en la vieja máquina, sobre papel, que con habilidad cortaba y pegaba sobre otros textos, en una época no tan lejana pero en la cual eran impensables las facilidades que brinda ahora el word de las computadoras, permitió reconstruir sólo pasajes aislados, que confirman la intención de emprender una obra mayor.

El asesoramiento del historiador Isidoro Ruiz Moreno resultó de gran utilidad para poder interpretar el sentido de estos fragmentos encontrados, que no permitieron una reconstrucción para ampliar el texto primitivo.

Pero Madero no era sólo un historiador. Era un hombre con gran vocación por lo público. Es que también lo apasionaba la política.
Pienso que desde esta perspectiva era, en pleno siglo XX, una suerte de figura de la generación del ochenta, pero muy conciente de los tiempos que vivía. Es que para él, política, historia, periodismo, eran facetas de una misma vocación, vocación por la Argentina integral, en su pasado, su presente y su futuro.
Se movía con maestría en lo que hoy llamamos la coyuntura política, teniendo un rol relevante en aquella elección de senador en la Capital que en 1973 proyectó a nivel nacional la figura de Fernando De la Rúa. Desde el Senado, en ese conflictivo momento de nuestra historia que fue la experiencia peronista que culmina el 24 de marzo de 1976, establece puentes, dialoga, busca soluciones que finalmente no llegan.

No eludía el compromiso. Por esta razón, al plantearse en el último tramo del gobierno militar el inicio de la normalización democrática del país, asume el Ministerio de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, hace ya algo más de un cuarto de siglo. En esta posición, vuelve a dar sobradas muestras de su habilidad y eficacia política, combinando con perspicacia los orígenes políticos de los intendentes que se renovaban, buscando la inserción de los primeros justicialistas, lo que originó más de una crítica sectaria.
Ya reestablecida la democracia, cumple un rol importante en la organización en Buenos Aires de la Fundación Mediterránea liderada por Domingo Cavallo, en los años ochenta. Desde esta posición, enlaza vínculos y nexos entre empresarios, políticos y economistas.

Pero además de un gran historiador y hombre de acción política, Fernando tenía una gran generosidad intelectual. Muchos fueron los artículos que inspiró; las notas y citas por él sugeridas; los datos suministrados; los libros y revistas oportunamente prestados.

Todo lo brindaba sin pedir nada a cambio. No buscaba el renombre, ni el reconocimiento público. Lo satisfacía en cambio saber que su aporte había sido útil a una persona, una causa, al país.

Semanas antes de morir, le envíe los capítulos iniciales de mi primer libro. Los leyó atentamente y desde su cama de enfermo, marco los comentarios, citas y aportes que juzgó convenientes y que me fueron muy útiles. Hasta sus últimos momentos, se daba tiempo para ayudar con generosidad al amigo que le solicitaba su serena y certera opinión.

Lo vi a mi lado en los momentos difíciles y también felices, ya que fue la primera persona que entró a visitarnos cuando nació mi primera hija.

El día de su velorio, hace veinte años en su departamento familiar de la calle Libertad, frente a la histórica plaza presidida por el elocuente monumento de Adolfo Alsina y los canteros que todavía revelan los pozos de las trincheras de la Revolución del Noventa donde muchas veces organizó reuniones para hablar y discutir sobre el país; Natalio Botana se me acercó y me dijo: ustedes, los de tu generación lo van a extrañar mucho a Fernando.

Y así fue. Muchas veces me he preguntado frente a hechos, situaciones, fenómenos, qué hubiera opinado, qué hubiera pensado, qué hubiera sugerido hacer.

Alguien dijo que los libros de una biblioteca reflejan cómo es su dueño. La de él era amplia, generosa, nutrida de volúmenes, diarios, revistas, recortes. La historia y la política se entremezclaban hasta hacerse uno.

No había catálogo ni lista, pero sabía donde se podía encontrar el dato, el párrafo o el pasaje que se necesitaba.

Fernando Madero ya no está y lo recordamos con afecto y con sentimiento. Pero he tenido la suerte de encontrar en su hijo Fernando, mi amigo y colaborador, la continuación de sus virtudes, que le fueron transmitidas en plenitud. Caballerosidad, amistad, preocupación por las cosas del país; esto también es algo muy importante del legado de Fernando Madero.

Rosendo Fraga
Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Descargue el libro completo aquí.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Actos de homenaje a roca en el 104 aniversario de su fallecimiento.

ROCA A TRAVÉS DE LAS MARCHAS MILITARES. Lugar: Círculo Militar, Santa Fe 750. Fecha 18 de setiembre. Hora:18.30. Ejecución: Banda del Colegio Militar de la Nación y Coro del Círculo Militar.

CONFERENCIA SOBRE EL 120 ANIVERSARIO DE LA SEGUNDA PRESIDENCIA DE ROCA. Lugar: Legislatura Porteña, Salón Montevideo, Perú 160. Fecha: 9 de octubre. Hora: 18.00. Expositor: Dr. Rosendo Fraga y Lucas Calzoni.

CONFERENCIA SOBRE ROCA EN EL ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. Lugar: Archivo General de la Nación, Leandro N. Alem 246. Fecha; 17 de octubre. Hora: 17.00 Expositores: Dr. Rosendo Fraga y Nicolás Pasaman.

OFRENDA FLORAL E HIMNO NACIONAL FRENTE AL MONUMENTO A ROCA. Lugar: monumento a Roca en Diagonal Sur y Defensa. Fecha: 19 de octubre. Hora: 07.30.

HOMENAJE A ROCA FRENTE A SU TUMBA EN LA RECOLETA. Lugar Bóveda de la familia Roca en el Cementerio de la Recoleta. Fecha 19 de octubre. Hora: 11.00. Orador: Ricardo Balestra.

CONFERENCIA SOBRE ROCA EN SU ANIVERSARIO. Lugar: Museo Roca, Vicente López 2220. Hora 19.00.  Fecha 19 de octubre. Orador: Ministro de Educación, Ciencia y Cultura, Eduardo Finochiaro

ROCA A 120 AÑOS DE LA PRESIDENCIA REFORMISTA. Lugar: Jockey Club, Cerrito 1446. Fecha: 24 de octubre. Hora: 19.00. Expositor: Dr. Rosendo Fraga.

ROCA A TRAVÉS DE LAS MARCHAS MILITARES. Lugar: Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, Anexo de la Cámara de Senadores, calle 7 esquina 49. Fecha: 26 de octubre. Hora 19.00. Ejecuta: Banda Paso de los Andes y Coro del Regimiento 7 de Infantería Mecanizado “Coronel Conde”.

FECHAS A DETERMINAR:

COLOCACIÓN DE OFRENDA FLORAL EN EL MONUMENTO A LA CAMPAÑA DEL DESIERTO. Organización: Comando de la Brigada de Infantería de Montaña VI y filial Neuquén del Instituto Roca.  Lugar: dicho monumento en Choele-Choel, Neuquén.

ACTO A ROCA EN LA ESCUELA QUE LLEVA SU NOMBRE. Lugar: Escuela Presidente Roca, Libertad (CABA).

ACTO A ROCA. Lugar: salón Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación.

Archivos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: